Hombros saludables

No somos conscientes de lo importante que es tener unos hombros saludables, ni de lo fácil que es.

Debido a que la mayor parte de nuestra vida pasa delante nuestro, rara vez subimos los brazos más allá de la altura de los ojos, ni pasan más atrás de nuestro tronco.

Si a eso le añadimos las posturas que adoptamos durante casi todo el día para usar el ordenador o el móvil, tendremos la razón principal de que nuestro cuerpo se haya adaptado tan bien a esas posiciones y lleve tan mal abrir el pecho, extender la parte superior de la columna, rotar los brazos hacia afuera, etc.

Nos adaptamos a lo que más hacemos 😉

Algo de lo que ya hablé en el artículo Estás entrenando y no lo sabes.

Todas estas adaptaciones terminan generando tensiones y dolores en el cuello, hombros, dolores lumbares (aunque parezca que no tienen nada que ver…), limitaciones a la hora de respirar y a la hora de realizar cualquier actividad que requiera subir los brazos.

He comentado alguna vez, que una de las mejores maneras de contrarrestar estos problemas y mejorar la salud de nuestros hombros y de la columna en general es colgarse de las manos. Pero a veces (la mayor parte de las veces) tenemos tan poca fuerza en las manos y tenemos tan débil la articulación del hombro, que esta solución puede ser un tanto agresiva y dura.

suspension-pasiva

Si es el caso, podemos empezar por otra cosa que he recomendado antes, como es apoyar las manos en el marco de la puerta cada vez que pasemos por una (o nos acordemos). Y poco a poco ir agarrándonos a algo (barra de dominadas, rama, marco de la puerta) y, con los pies apoyados en el suelo, ir descolgando parte de nuestro peso.

Hasta que seamos capaces de soportar todo nuestro peso.

hombros-en-marco

Pero también hay un ejercicio muy efectivo y sencillo que podemos hacer, independientemente del nivel que tengamos. Es el ejercicio que muestro en el vídeo.

El hombro es una articulación muy compleja, que puede hacer muchos tipos de movimientos diferentes. Pero para poder seguir haciéndo todos esos movimientos, debemos practicarlos a menudo.
Eso es lo que intenta este ejercicio. Consiste en mover el hombro en todo su recorrido y haciendo todas las rotaciones posibles.

Nota: El vídeo está acelerado, hay que hacerlo más despacio y muy controlado.


Detalles que hay que tener en cuenta a la hora de hacer el ejercicio
:

  • Mantengan el codo recto durante todo el movimiento.
  • No giren el tronco ni los hombros.
  • Intenten separar la mano lo más posible del tronco durante todo el movimiento. Como si fueran a alcanzar algo que está muy lejos.
  • Eviten subir el pecho cuando sube el brazo. La espalda no se debe curvar, ni subirse las costillas.
  • En la subida inicial, suban el brazo, sin girar, hasta que se encuentren con un «tope», ahí rotan el brazo y comienzan la bajada.
  • Intenten hacer el círculo lo más pegado al cuerpo posible, pero sin llegar al punto en el que rompemos alguna de las reglas anteriores.
  • Háganlo muy despacio y controlado, prestando mucha atención a las sensaciones del hombro y a todos los detalles mencionados antes.

 

Este ejercicio (sobre todo al principio), bien hecho, es bastante más difícil e intenso de lo que parece. Pero si lo hacen 3 veces al día por cada brazo, en poco tiempo notarán mejoras muy significativas.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *